Alejandro Medina Guadarrama, Fisiatra de la Dirección General de Cultura Física y Deporte, precisó la importancia del estiramiento y qué aspectos deben tomarse en cuenta para un desarrollo funcional.

El especialista especificó que existen tres tipos de estiramientos:

Los estáticos, que consisten en estirar en reposo uno o varios músculos lentamente hasta una determinada posición y sosteniendo durante un tiempo determinado.

Los dinámicos, que es estirar dando impulso a los músculos, pero sin exceder los límites de los estáticos

Los balísticos, movimientos rítmicos de rebote lanzamientos o balanceados.

Medina Guadarrama recomendó estirar previa y posteriormente en cada actividad física o deportiva, e indicó “antes debemos de estirar de forma dinámica o balística por periodos cortos de 10 a 15 segundos, recordando que debemos de acompañar con un buen calentamiento con el fin de que nuestra musculatura esté preparada para realizar la acción necesaria en la actividad o deporte.

“Después de realizar la actividad física o deportiva lo recomendable es estirar de forma estática durante 30 segundos o hasta un minuto por estiramiento, para lograr una relajación muscular y una reabsorción de ácido láctico en el musculo y evitar lesiones”, agregó.

De igual forma, explicó que los estiramientos ayudan a aumentar la temperatura y el riego sanguíneo, disminuyen el dolor articular y muscular, promueven el aumento del rango de movimiento y la flexibilidad de los músculos, ayudan a relajar y facilitan la recuperación, mejoran el rendimiento deportivo, aumenta la fuerza, mejoran la postura corporal y disminuyen la probabilidad de lesiones.

Compartir