Ante el impacto económico por las medidas de distanciamiento social para contener la propagación del COVID-19 y en apoyo a las familias del municipio de San Simón de Guerrero, la alcaldesa Sara Mora de Jesús, se dio a la tarea de llevar despensas a cada una de las comunidades; incluso visitó los domicilios de los beneficiarios, cumpliendo así con las medidas de prevención para evitar posibles contagios.

Es así como la presidenta municipal no baja la guardia y sigue haciendo frente a las necesidades de su gente durante la cuarentena.