Como medida obligatoria el gobierno municipal de San Mateo Atenco implemento el uso de cubrebocas en espacios públicos, medida tomada tras el  ascenso en la curva de contagios y número de defunciones por COVID-19.

Con estas acciones, el gobierno que encabeza, Julio César Serano González, busca salvaguardar la salud y bienestar de adultos mayores, personas diabéticas, con obesidad, sobrepeso o hipertensas, por lo que  pide a la población pensar en ellos y no exponerse al ignorar las medidas que dictan las autoridades sanitarias.

Actualmente hay seis casos confirmados y 13 sospechosos de coronavirus en el municipio zapatero, de acuerdo a las estadísticas de la Secretaría de Salud del Gobierno de México.

¿Cómo crear un cubrebocas casero?

Sólo se requiere cortar un rectángulo de tela de aproximadamente 15 por 18 centímetros o bien, con un paliacate o pañuelo y colocar en los extremos ligas para sostenerlo de las orejas; de esta manera, los cubre bocas pueden lavarse con regularidad y no representan un daño ecológico para el ambiente.

Entre las telas que las personas pueden elegir se encuentran el algodón, lino, seda, o un paño de cocina, la funda de una almohada hipoalergénica o una bufanda, que tienen entre un 58 y 83 por ciento de efectividad para impedir que la saliva transmita el virus.

El uso de cubrebocas, para cuidar a quien más lo necesita, requiere que las personas se lo pongan al salir de casa, en el transporte público, en caso de presentar síntomas de resfriado o cuidar a alguien enfermo.

Para que el cubrebocas sea efectivo y se disminuya el riesgo de contagio, la nariz y barbilla no deben quedar expuestas, es necesario verificar que esté ajustado firmemente, no tocarlo constantemente y al retirarlo hacerlo sin tocar la parte de enfrente, así como lavarlo con agua jabonosa caliente y aplicar un desinfectante.

Compartir