Con base en el corte del día de ayer, en el Estado de México se reportan 400 casos positivos a COVID-19, de los cuales, 230 se encuentran en aislamiento domiciliario, 121 están hospitalizados, 35 cuentan con alta sanitaria y suman 14 decesos por este padecimiento.

La Secretaría de Salud estatal, que encabeza el Doctor Gabriel O’Shea Cuevas, informa que hay 831 casos sospechosos, y mil 475 mexiquenses han dado negativo, por lo que subraya el llamado a la población a no bajar la guardia, adoptar las medidas de prevención y fundamentalmente mantenerse en casa.

De igual manera, reitera el exhorto a utilizar cubrebocas si se tiene que salir a trabajar, a realizar compras de productos de primera necesidad, en el transporte y la vía pública; además de que al llegar a su destino  es importante aplicar la técnica de lavado de manos o desinfección con gel antibacterial.

Asimismo, precisa que este medio de protección debe ser utilizado correctamente y al colocarlo se tiene que evitar tocar la parte interna, debe cubrir el mentón, la boca y la nariz,  utilizar uno al día, no compartirlo y una vez usado, desecharlo dentro de una bolsa y tirarlo a la basura.

La dependencia externa que en caso de presentar síntomas de enfermedades respiratorias, se debe conservar la calma y llamar a la línea de atención 800-900-3200 para recibir asesoría, no consumir remedios caseros o medicinas sin prescripción de un doctor; además de que también por esta vía se brinda atención psicológica.

Por último, destacó que las autoridades de salud realizan una tarea fundamental para la atención de la contingencia y disminuir el riesgo de contagio, el personal médico y de enfermería labora profesionalmente en la atención en unidades médicas de primero, segundo y tercer nivel, pero el mayor apoyo tiene que venir de la sociedad, que al quedarse en casa disminuye el riesgo de contagio de COVID-19

Compartir