Imagen Ilustrativa

Durante el periodo de contingencia que vive el país para evitar contagios por COVID-19, la activación física de la población es de vital importancia y las personas con discapacidad también deben tener cierta rutina de ejercicios.

Raúl Medina Torres, integrante de la Asociación de Deportes Sobre Silla de Ruedas, explicó que durante el aislamiento las personas con discapacidad necesitan seguir una rutina de ejercicios, por lo que dio algunos consejos que pueden realizar personas en silla de ruedas.

“Hay muchas personas cuya discapacidad es degenerativa, así que si ellos dejan de moverse la enfermedad empieza a desarrollarse y con la actividad física no se detiene, pero no avanza, y los que no tiene una discapacidad degenerativa se fortalecen y no suben de peso, porque luego es difícil para ellos volver a su talla”, explicó.

El entrenador mexiquense detalló que se pueden desarrollar ejercicios muy simples con materiales que tiene en casa y que no necesitan un espacio amplio; como subir y bajar de su silla, que sirve para fortalecer sus brazos.

Para desarrollar una rutina de ejercicio con botellas de agua las personas deben de levantar desde la altura de las rodillas de forma frontal y lateral hasta los hombros, con los brazos extendidos, colocar la botella a la altura de los hombros y extender los brazos por encima de la cabeza, haciendo cuatro series de 12 y 15 repeticiones, con un descanso de 30 segundos en cada una.

Finalmente, Raúl Medina indicó que se pueden desarrollar diferentes actividades físicas con materiales fáciles de conseguir, como ligas, para trabajar hombros, bíceps y tríceps.