Ante la contingencia sanitaria por el COVID-19 y en el marco de las acciones instruidas por el Gobernador Alfredo Del Mazo Maza de apoyar a las familias mexiquenses, en condición de mayor vulnerabilidad, la Secretaría de Desarrollo Social distribuirá esta semana, en una primera fase, 300 mil canastas alimentarias en todo el territorio estatal.

Dicha tarea habrá de circunscribirse en apego a los protocolos sanitarios, establecidos por la Secretaría de Salud de mantener una distancia de al menos 1.5 metros entre cada persona, evitar saludos de mano, realizar lavado permanente de manos con gel antibacterial y uso de cubre bocas.

Aunado a ello, se estableció convocar a los beneficiarios, por día y por hora, en los 252 Centros de Distribución (Cedis) de la entidad, a fin de evitar aglomeraciones, además de desplazar al personal de la Secretaría de Desarrollo Social con antelación, para implementar y verificar las medidas de prevención, sobre todo en adultos mayores.

En este sentido, el Secretario del ramo, Eric Sevilla Montes de Oca, explicó que, para este objetivo, se tendrá el acompañamiento de personal de la Secretaría de Salud, quien del igual forma, estará evaluando la condición médica de los servidores públicos que estarán apoyando en los Cedis, ya que la estrategia ha sido diseñada para alcanzar a los beneficiarios adultos mayores, madres y padres solteros en las próximas semanas.

En el caso de los beneficiarios que presenten alguna incapacidad o dificultad para trasladarse a los Cedis, el personal de la Secretaría de Desarrollo Social tiene la encomienda de llegar a los domicilios con los cuidados sanitarios ya referidos.

Sevilla Montes de Oca recordó que la política social del Gobierno del Estado de México tiene como propósito reducir la pobreza, marginación y vulnerabilidad de las personas, generando condiciones para su desarrollo y bienestar, de ahí la ejecución de programas sociales para modificar la desigualdad social.

 

Compartir