Elementos de seguridad recibieron alertas por el llanto de un bebé recién nacido que se encontraba atorado entre las paredes de un domicilio en Iztacalco.
De acuerdo con el informe inicial los hechos ocurrieron en la Colonia Santiago Norte, donde arribaron elementos del escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas, bomberos y agentes de la Secretaría de Seguridad de la CDMX.
Al llegar desde la azotea del domicilio vieron al bebé a una profundidad de tres metros, al percatarse comenzaron los trabajos de auxilio.
Autoridades informan que la madre del recién nacido se encuentra prófuga.
https://twitter.com/Rivas_Juan/status/1234932089243361280