El Programa “Nado por mi corazón” es una iniciativa del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que se realiza con la finalidad de incorporar la actividad física, como un medio para una vida saludable.

La edición de este año se realizó del 17 al 24 de febrero y tuvo como objetivo principal incentivar la prevención de enfermedades crónicas degenerativas desencadenadas por el sedentarismo y la obesidad, indicó la encargada de la Jefatura de Salud en el Trabajo, Prestaciones Económicas y Sociales del Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada Regional Estado de México Poniente, Argelia Mendoza Rodríguez.

Gracias a la participación de los usuarios del Centro de Seguridad Social (CSST) Toluca y la Unidad Deportiva Cuauhtémoc, en esta edición, se alcanzó la meta de mil 612 kilómetros, y superó la participación en la edición de 2019, de 664 kilómetros.

En la alberca olímpica de la Unidad Deportiva Cuauhtémoc, en 2019 se realizaron 380 kilómetros, y en esta edición se alcanzaron mil 50; mientras que en la alberca semiolímpica del Centro de Seguridad Social Toluca, en 2019 se realizaron 284, y este año alcanzaron 562 kilómetros.

El evento se llevó a cabo en dos etapas: en la primera se realizó un protocolo de prevención, que consiste en medir la circunferencia de la cintura y tomar la presión arterial del participante; la segunda fue el nado simbólico de un kilómetro.

La natación es una forma de promover la actividad física en el ámbito familiar y social, además de contribuir a la detección oportuna de padecimientos cardiovasculares.