Para quienes en estas fechas prefieren huir del frío para relajarse, consentir a su cuerpo y pasar unos días de descanso en un clima templado, el Estado de México ofrece destinos que harán de estas vacaciones de invierno, un verdadero placer.

Desde luego, muchos han oído hablar del envidiable clima cálido de Ixtapan de la Sal, de sus famosas aguas termales a los que muchos atribuyen propiedades curativas y de los múltiples sitios de SPA que ofrecen los hoteles y otros puntos especializados en servicios para la relajación y los tratamientos para mejorar la salud.

Este Pueblo Mágico brinda a sus visitantes diferentes sitos en donde es posible disfrutar de terapias que utilizan elementos naturales que ayudan a incrementar la energía y contribuyen a la regeneración celular, entre muchos otros beneficios para el cuerpo.

Además, en Ixtapan de la Sal existen tratamientos dirigidos a eliminar el estrés cotidiano, aliviar tensiones musculares y a desintoxicar el cuerpo, así como tratamientos de reflexología, masajes suecos y terapias con piedras calientes inmejorables para relajarse y dejar atrás todas las tensiones.

Por su parte, el Pueblo Mágico de Malinalco, también ofrece a los turistas y paseantes centros de relajación holística con servicios de yoga, temascal, SPA y Kirtan, que ayudan a mejorar el estado físico, mental y emocional de quienes realizan estas actividades, por los que Malinalco también es un excelente destino para pasarla solos en pareja o incluso con toda la familia, esta temporada de asueto.

Esta lista no estaría completa sin Valle de Bravo, que, además de sus actividades de aventura, cuenta con numerosos lugares para que los viajeros se consientan y den a su cuerpo y mente el descanso que se merecen.

En el también Pueblo Mágico de Valle de Bravo, existen servicios de jacuzzi y diferentes terapias antiestrés, algunas con piedras a distintas temperaturas para elevar los niveles de energía y eliminar bloqueos energéticos.

Además, brindan tratamientos faciales con agave, procedimientos de cuarzo terapia, envolturas corporales, conoterapia y la terapia Loofah, que tonifica y reafirma la piel con sustancias naturales e hidratantes.

Los turistas que practican algún deporte encontrarán terapias que atienden las necesidades de ciclistas, corredores, golfistas, jinetes y esquiadores, entre otros, que aliviarán cualquier malestar después de vivir un día de intensa actividad.

Otros sitios en Valle de Bravo brindan tratamientos para personas que buscan las últimas tendencias en terapias, técnicas y productos, así como tratamientos interactivos para parejas, en las que el espacio, la decoración y las amenidades la hacen una experiencia diferente.

Desde luego, tras vivir estas sesiones de relajación, los destinos del Estado de México tienen para sus visitantes una amplia gama de opciones para el desayuno, la comida o la cena, con la gastronomía típica, o bien, con la cocina tradicional de origen colonial o prehispánico, que hará de su estancia en territorio mexiquense con una experiencia inolvidable.

Compartir