Artesanos del Pueblo Mágico de El Oro comienzan la fabricación de esferas para esta temporada navideña en el mes del marzo, producción que oscila entre los 2 o 3 millones de esferas, mismas que en su mayoría son exportadas a Estados Unidos.

Tan delicadas como un copo de nieve, así son las esferas que se fabrican año con año en el Pueblo Mágico de El Oro, ubicado en la zona norte del Estado de México.

Con 26 años dedicados a la elaboración de esferas navideñas, Magdalena Alvarado Mendoza, explicó que en su pequeño taller trabajan entre siete y ocho personas, que en promedio fabrican 70 mil piezas, y cuya producción en su mayoría es exportada hacia Estados Unidos.

“Realizamos casi como 70 mil esferas, entre ellas una parte se va a Tlalpujahua, a una empresa que le maquilamos para exportar, y la otra parte se queda aquí, la vendemos aquí”, comentó.

Con detenimiento, Doña Magda explica cómo en su taller desde el mes de marzo comienzan el proceso de producción: el primer paso del proceso en el que se da la forma a la esfera, posteriormente se realiza el plateado, que consiste en bañar el interior de las piezas con nitrato de plata.

Finalmente, pasan al proceso pintado y decorado, mismo que se realiza pieza por pieza, para lo cual su creadora ocupa lacas brillantes y mates en tonos pastel, también colores intensos, anilinas y diamantinas que las hacen una pieza única e irrepetible.

Doña Magda aprendió los secretos de una actividad que en China se desarrolla desde hace más de 2 mil años y que a México llegó en el siglo XVII, como parte de los festejos navideños católicos y del proceso de adoctrinamiento religioso español.

Otra mujer emprendedora y con gran empuje en el Pueblo Mágico de El Oro, es Leonor Colín Martínez, quien en su taller “La Casa de San Nicolás”, fabrica en promedio de 2 a 3 millones de esferas anualmente.

“La cantidad de esferas que se realizan en el taller va dependiendo del modelo. Si el modelo es muy difícil, se van elaborando aproximadamente de 20 a 30 esferas por día, por persona; y si el modelo es muy sencillo, se van realizando de 500 a 600 esferas por día”.

Su producción es principalmente para empresas e instituciones públicas y de gobierno, que le hacen encargos directos para diseñar y crear –exprofeso- estas hermosas artesanías, y que este año tuvo un pedido especial para la Secretaria de la Defensa Nacional, el propio municipio de El Oro y algunos centros comerciales.

Así que ya saben, cuándo visiten el Pueblo Mágico de El Oro pregunten por el taller de Doña Magda o por la “Casa de San Nicolás”, donde podrán comprar y elaborar su propia esfera de navidad.

Además, con ello contribuyes a activar la economía local y a preservar una tradición milenaria en el Estado de México.