Con 429 votos a favor, 225 en contra y 19 abstenciones, el Parlamento Europeo declaro la emergencia climática, donde piden a los países mayor responsabilidad y que cumplan con los objetivos medioambientales.

Días antes que se celebre la cumbre del Clima en Madrid, Europa se convierte en el primer continente en aprobar una declaración en este sentido.