El asma es un padecimiento crónico que afecta las vías respiratorias haciendo que se hinchen y en consecuencia los pulmones reciban una menor cantidad de aire.

El doctor Guillermo Espinosa Fuentes, Coordinador de Investigación y Enseñanza de la Unidad de Medicina Familiar 222 Delegación Estado de México Poniente, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explicó que los síntomas se presentan en forma de crisis, con sensación de opresión en el pecho, falta de aire, secreciones mucosas y rigidez torácica.

Para determinar si una persona padece asma se realizan pruebas que incluyen exploración física con estetoscopio para escuchar los pulmones y determinar si existen sibilancias o algunos otros sonidos relacionados con la enfermedad además de radiografía de tórax y pruebas de función pulmonar.

El especialista del IMSS en Estado de México Poniente destacó como detonante recurrente en los casos de asma a los ácaros, que son microorganismos presentes en almohadas, juguetes de peluche, cortinas, alfombras y de manera general, en los lugares donde se acumula polvo, pelaje de animales y polen.

El asma es catalogada como una enfermedad controlable, siempre y cuando se atienda de manera oportuna, ya que de no hacerlo, pueden presentarse episodios mucho más severos que provoca que los órganos vitales no reciban suficiente oxígeno, poniendo en riesgo la vida. El tratamiento se divide en dos: control de la inflamación de las vías respiratorias y minimizar las causas que originan episodios asmáticos, indicó el especialista del IMSS Poniente.

Concluyó que es de suma importancia que la población esté alerta y en caso de presentar algunos de los síntomas antes mencionados, acudir lo más pronto posible con su médico familiar para que realice una valoración y determine si se trata o no de asma, asimismo recordar que el IMSS Delegación Estado de México Poniente cuenta con tratamiento integral para pacientes asmáticos.

 

Compartir