El Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM) ha sumado 494 trasplantes de riñón, de los cuales, 60 por ciento fueron mediante donación de vivo-relacionado.

Vicente Cardona Infante, médico titular del Servicio de Donación de Órganos y Trasplantes del Centro Médico ISSEMyM Toluca, señaló que, a lo largo de 25 años de historia, en la institución se han realizado alrededor de mil trasplantes de tejido, córnea, hueso y piel.

Destacó que, en algunas ocasiones, desde el momento en que se detecta insuficiencia renal, el paciente puede ser candidato a convertirse en receptor, no necesita estar en tratamientos sustitutivos como diálisis y hemodiálisis, y en el caso del ISSEMyM la incidencia de aceptación al injerto es muy alta, ya que se cuenta con pacientes con 20 años de trasplantados.

Con respecto a la tasa de mortalidad, informó que en el ISSEMyM los casos de muerte por espera de un órgano se han reducido considerablemente, lo que no sucede en el ámbito nacional, ya que en algunos hospitales la lista de espera alcanza un registro de hasta mil casos y hay pacientes que tardan de cinco a 10 años en acceder a un órgano.

Para finalizar, puntualizó que los trasplantes que han sido de donador fallecido fueron posibles gracias a las donaciones obtenidas en la red de hospitales, tanto del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), a través del Centro Estatal de Trasplantes (Cetraem) y del ISSEMyM.