Ezequiel Esperón, futbolista argentino, exjugador del del Atlante mexicano, murio tras caer al vacío desde un sexto piso en Buenos Aires cuando se encontraba con un grupo de amigos.

Según los medios locales, Esperón se agarró a una barandilla que cedió inesperadamente y cayó al vació. El futbolista fue trasladado en ambulancia a un hospital, donde murió a consecuencia de los graves politraumatismos sufridos.

Esperón, de 23 años, se formó en las canteras de los clubes argentinos All Boys y Vélez antes de saltar al fútbol brasileño, donde jugó para Inter y Gremio de Porto Alegre. Su último equipo fue el Atlante mexicano, del que se desvinculó hace unos meses.

Compartir