Uno de los compromisos del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador en su campaña, fue quitar la Reforma Educativa que en su mandato creo el ex presidente Enrique Peña Nieto, ahora esa promesa fue cumplida, con la aprobación de la Cámara de Diputados.

Con 288 votos a favor, la mayoria de integrantes de morena y sus aliados del PES, PVEM y PT, 129 en contra y 0 abstenciones aprobaron, en lo general, el dictamen que expide la Ley General de Educación y abroga la Ley General de la Infraestructura Física Educativa.

Con esta nueva aprobación, la educación en México cambiara, desaparecerá  el instituto Nacional de Infraestructura Edicativa (Inifed), se eliminaran los exámenes de diagnósticos, por lo tanto maestras y maestros egresados de escuelas normales, de la Universidad Pedagógica Nacional y de los centros de actualización de los Magisterios obtendrán su plaza automática.

Para muchos esta noticia les alegro, sin embargo para otros no, ya que dicen es un retroceso a la educación, sobre todo por la eliminación de pruebas, que son una herramienta para de evaluación de conocimientos importante.