El 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos sufrió un ataque terrorista en puntos importantes: las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono en Washington donde 2,977 personas perdieron la vida.

En las Torres Gemelas fallecieron 2.753 personas y ambos edificios fueron reducidos a escombros luego de ser embestidos por dos de los aviones secuestrados. Mientras, en el Pentágono murieron 184 personas cuando se estrelló un tercer avión sobre el edificio gubernamental en Washington.

El cuarto avión secuestrado se estrelló en un campo cerca de Shanksville, Pensilvania, falleciendo sus 40 pasajeros.

Al cumplirse 18 años de aquel atentado, personas en redes sociales recuerdan aquel día.