Con una extensión de 5 mil 668 metros cuadrados, fue inaugurado el  nuevo Conservatorio de Música del Estado de México, que cuenta con 17 aulas grupales, nueve salones para la instrucción de piano y 56 aulas individuales, donde los estudiantes contarán con espacios amplios y modernos que cumplen con los requisitos técnicos de sonorización e iluminación.

También cuenta con auditorio, sala de usos múltiples, bodega de instrumentos, biblioteca, fonoteca, cafetería y la Sala de la Compañía de Danza estatal.

Durante la entrega de este inmueble, en el Centro Cultural Mexiquense, el Gobernador Alfredo Del Mazo aseguró que este espacio permitirá mejorar los niveles formativos de las futuras generaciones de músicos, al tiempo de atender a un mayor número de estudiantes y mantener la excelencia en la enseñanza.

Además se logrará incrementar la cantidad de estudiantes, al pasar de 850 a mil 100, que es prácticamente la misma capacidad con la que cuenta el Conservatorio Nacional de Música, con mil 200.

Luego de recorrer las instalaciones de este plantel, que tendrá como Director al violinista Luis Manuel García Peña, Alfredo Del Mazo mencionó que una de las razones por las que el Estado de México tiene gran tradición musical, fue la creación del Conservatorio en 1991, cuyo propósito fue la formación de jóvenes que pudieran sumarse a la Orquesta Sinfónica del Estado de México (OSEM), y en ese entonces la primera generación alcanzó los 110 estudiantes y los 14 catedráticos.

A casi tres décadas de su creación, refirió que los retos en la educación musical se han multiplicado, ya que actualmente la matrícula del Conservatorio es de 850 alumnos y 120 docentes, que cursan estudios de nivel técnico, licenciatura o posgrado.

En total, precisó, más de 15 mil profesionales de la música, del Estado de México, de otras entidades y del extranjero, han sido formados en el Conservatorio y hoy participan en orquestas internacionales.