Alrededor del mundo cada 40 segundos  una persona se quita la vida, estas muertes se pueden evitar si se detectan a tiempo los signos de alerta y se brinda atención oportuna.

Cada 10 de septiembre, se conmemora este día como un esfuerzo para poner en la agenda pública el tema del suicidio priorizando en la necesidad de su prevención ya que es un tema complejo en el que intervienen factores psicológicos, sociales, biológicos, culturales y ambientales.

La conducta suicida se ha incrementado alrededor del mundo y es reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un problema de salud pública al ser una de las primeras causas de muerte en jóvenes.

El número de vidas perdidas cada año por suicidio supera el número de muertes por homicidio y la guerra combinados.

El suicidio es la quinta causa de muerte en personas mayores de 30 a 49 años  y es la segunda causa de muerte en el grupo de  15 a 29 años a nivel mundial en el año 2012, además de que está relacionado con  problemas de violencia sexual, domestica, embarazos en adolescentes, problemas familiares, y otros como la convivencia y  la violencia social.

Por ello se busca prevenir esta conducta  que  genera en los jóvenes la decisión de acabar con su vida.