Los días  6, 7 y 8 de septiembre, el municipio de Tenancingo será sede de la Feria del Rebozo 2019, que con sus coloridos festejos marcará el inicio del mes patrio y en el que estarán participando 70 expositores, entre empuntadoras,  artesanos y comercializadores, quienes tendrán sus piezas en exposición y venta para el público.

La Secretaria de Turismo en la entidad, Aurora González Ledezma, destacó que, en años recientes, las maestras y maestros artesanos reboceros de Tenancingo han innovado su catálogo, incorporando chalecos, camisas, corbatas, bolsas, carteras y calzado, entre otros productos realizados con rebozo o con aplicaciones del mismo, lo que les ha abierto la puerta a nuevos mercados.

Por ello, informó que este año esperan  entre 12 y 15 mil visitantes, quienes dejarán una derrama económica cercana a los 2 millones 800 mil pesos en beneficio de las y los maestros reboceros, así como de proveedores de servicios de hospedaje, alimenticios, de transportación y otros que se brindan a los turistas y paseantes.

Recordó que, entre los muchos elementos que distinguen a México por su vasta tradición y cultura, sin duda el rebozo ocupa un lugar especial por su gran belleza y funcionalidad, pero, sobre todo, porque es un ícono inconfundible de nuestra identidad mexicana.

González Ledezma resaltó que, más allá de su origen, el rebozo forma parte inseparable del acervo histórico de México y ha alcanzado una posición que va mucho más allá de una moda pasajera, lo que lo consolida en el gusto de la gente de forma permanente.