Juan Felipe Chemor Sánchez, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) del Valle de Toluca, mencionó que, de acuerdo a cifras preliminares, la derrama por regreso a clases, fue de más de 8 mil 800 millones de pesos en el Estado de México; mientras que, en el Valle de Toluca, fue de alrededor de 3 mil 400 millones de pesos. Lo que representó un incremento de poco más del 2 por ciento con relación al 2018.

Señaló que, a pesar de la realización de distintas expos y ferias de regreso a clases en coordinación con el sector papelero, autoridades municipales y de PROFECO, y sumando a que este fin de semana previo al regreso a clases el sector papelero registró un ligero incremento en las ventas, la derrama fue menor que otros años.

Esto debido al programa de útiles escolares del gobierno estatal, que hará entrega de útiles a alumnos de nivel básico. En el Estado de México existen registradas más de 21 mil papelerías y para algunas el periodo de regreso a clases representa la mitad de sus ventas anuales. En el último año se tiene registrado un cierre de 320 papelerías, y la pérdida de alrededor de 740 empleos, 5 de estas papelerías se ubicaban en la ciudad de Toluca.

Además, se suma el problema del ambulantaje, que, si bien fue menor debido a la presencia de inspectores del Ayuntamiento de Toluca, algunos lograron instalarse en calles del centro y en la periferia de la terminal de autobuses de Toluca, donde los artículos que ofrecen son piratas o de mala calidad.

Los padres de familia gastaron entre 3 y 5 mil pesos por cada estudiante, esto en la compra de útiles escolares complementarios, uniformes, zapatos y artículos y servicios relacionados, y esta cifra puede aumentar hasta un 40 por ciento en la compra de artículos electrónicos como computadoras y tabletas.

 

Compartir