Considerada una de las películas más esperadas por el público, el remake del Rey León se convirtió en el film más taquillero de la historia superando a la cinta de animación, Frozen.

La nueva entrega seduce con su música, guión, voces, imagen y fotografía; en tan solo unos semanas recaudó mil 330 millones de dólares, cifra con la que la película ha adelantado a Frozen (mil 280 millones) y Los increíbles 2 (mil 240 millones).

Una nueva versión del Rey León que muestra la nueva manera de desarrollar cine de animación ya que hasta el momento Disney ha dejado el suspenso sí debe ser catalogada como un film de animación.

Una película en la que dejo su huella el director Jon Favreau.