A través de estos hospitales, el IMSS brinda atención médica a 14 mil 821 beneficiarios, de un universo de 64 mil personas, algunos pertenecientes a las etnias Otomí y Mazahua.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la Delegación Poniente en el Estado de México, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), destaca la importancia del Programa IMSS-Bienestar que proporciona atención médica a las personas que viven en zonas rurales y, en su mayoría, de comunidades indígenas.

El delegado del IMSS, Jesús Adán Gordo Ramírez, informó que esta Delegación cuenta con 27 unidades médicas rurales y dos hospitales rurales, ubicados en los municipios de Amanalco de Becerra y San José del Rincón.

El delegado detalló que diariamente se otorgan, en promedio, 220 consultas, 105 de medicina familiar, 22 de odontología, 39 de urgencias y 29 de especialidades. Asimismo, se realizan más de 600 análisis clínicos, 30 detecciones de diabetes y 40 de hipertensión arterial.

“Además, se fortalece la atención a los jóvenes por medio del Centro de Atención Rural al Adolescente (CARA), donde se atienden a cerca de 10 mil adolescentes al año, a través de
estrategias educativas”, señaló el funcionario federal.

La Delegación Estado de México Poniente refrenda su compromiso con Programa IMSS- Bienestar para garantizar el acceso gratuito a la salud.

Compartir