Aspirantes con tatuajes ya podrán ingresar al Ejército y Fuerza Aérea Mexicana siempre y cuando no se encuentren en lugares visibles con el uso del uniforme, las imágenes no sean ofensivas a la moral o hagan apología del delito y que tengan una dimensión de 10×10.

Esto de acuerdo con el decreto por el que se reforma el Reglamento de Reclutamiento de Personal para el Ejército y Fuerza Aérea Mexicana publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Según el decreto los aspirantes no deberán presentar perforaciones en cualquier parte del cuerpo, a excepción  de las mujeres, que solo se autoriza las horadaciones lobulares normales.

Cabe señalar que estos requisitos no aplican para ingresar a la Marina.

Fuente el Universal.