Las antiguas bodegas de la Compañía Nacional de Subsistencias Populares (CONASUPO), se abrirán nuevamente por el Gobierno Federal, en Almoloya de Juárez para la compra de la producción de maíz a precios de garantía, así lo dio a conocer el presidente municipal Luis Maya Doro.

El anuncio se hizo en la entrega de de 111 toneladas de cemento a 12 comunidades ejidales, posible gracias a la gestión con el Gobierno del Estado de México.

“Hoy van a recibir cemento estas 12 comunidades, es la primera etapa para el revestimiento de canales. A partir de mañana, las mismas comunidades, también, recibirán arena y grava, para completar la obra. Los canales de riego son muy importantes porque nos permiten, sobre todo en estos tiempos, producir maíz y tener una buena cosecha”, aseguró el alcalde, Luis Maya Doro.

La Compañía Nacional de Subsistencias Populares (CONASUPO) fue una empresa paraestatal que se dedicó a acciones relacionadas con el sistema de abasto y la seguridad alimentaria mexicana. Fue creada en 1961 con el fin de garantizar la compra y regulación de precios en productos de la canasta básica, particularmente el maíz y vio su fin en 1999 con el endurecimiento de las políticas neoliberales.

Las comunidades beneficiadas son: Paredón Ejido, Plan Barrio de Ocoyotepec, San Agustín Potejé Norte, Ejido San Diego, San Pedro La Concepción, San Cristóbal, Mayorazgo de León, La Gavia, San Pedro La Hortaliza, Mextepec y Santiaguito Tlalcilalcalli.

Además de los vecinos beneficiados de las diferentes comunidades, al evento protocolario
también asistieron: el ingeniero Gerardo Saínz Morón, subdelegado de Infraestructura Rural de SEDAGRO; Arnulfo Sánchez Bastida, director de Desarrollo Agropecuario y Nicolás Sánchez, comisariado de San Pedro La Hortaliza.