En estos días de Semana Santa podremos ver en el cielo la llamada Luna Rosa, un fenómeno astronómico en el que, curiosamente, nuestro satélite natural no adopta ese color.
Tradicionalmente, la Luna Rosa o Pink Moon corresponde a la primera Luna llena después del equinoccio de primavera, que en el hemisferio norte tiene lugar entre el 20 y el 21 de marzo.
El nombre no corresponde al color que adopta nuestro satélite, sino al que le daban los nativos americanos de Estados Unidos y Canadá a la Luna llena de abril.
Compartir