Este periodo vacacional es ideal para que muchas familias visiten playas o balnearios
donde suelen pasar tiempos prolongados bajo el sol.

La doctora Silvia Patricia López Mejía, Coordinadora Auxiliar de Atención Médica de la
Delegación Estado de México Poniente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) explicó que es importante tratar de no exponerse a los rayos solares en las horas donde la
incidencia es más fuerte, entre las once de la mañana y cuatro de la tarde.

Es necesario que se proteja la piel utilizando un filtro solar de más de 50, así como sombrero, gafas, ropa de manga larga y si se está en el agua, aplicar el protector cada dos horas.

La especialista comenta que cuando se trata de una quemadura leve se presenta enrojecimiento en la piel, ardor y llega a sentirse caliente sin embargo, cuando la reacción
es más severa, pueden presentarse ámpulas, dolor e incluso fiebre.

La protección debe ser más rigurosa para los niños menores de cinco años debido a la
sensibilidad de su piel además de mantenerlos en hidratación constante. La personas que
padecen diabetes ya tienen un antecedente de lesiones en la piel por lo que también es
necesario que protejan su piel.

La doctora López Mejía indicó que cuando se da el desprendimiento natural de la piel para
su regeneración es importante lubricar la mayor parte del tiempo, de preferencia con
cremas humectantes que contengan vitamina E además de evitar desprender la piel o
rascarse a fin de evitar lesiones.

Compartir