Al afirmar que el acoso y el hostigamiento sexual son las primeras manifestaciones de la violencia de género que puede derivar en feminicidios, la diputada Guadalupe Mariana Uribe Bernal (morena), presidenta de la Comisión Legislativa para la Igualdad de Género, se pronunció porque los protocolos no sean un mero exhorto, sino acciones contundentes para eliminar estas conductas.

Durante la conferencia ‘Acoso y hostigamiento sexual’, dictada por la maestra Valeria López Vela, coordinadora del Centro Anáhuac en Derechos Humanos, y organizada por la Secretaría de Administración y Finanzas del Poder Legislativo, Mariana Uribe dijo que el acoso se manifiesta primero como un chantaje y puede derivar en violencia verbal y no verbal, así como en violencia física con consecuencias más graves, como el feminicidio.

Compartir