Al menos 35 muertos y 850 detenidos dejó una semana de disturbios y protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, según un balance presentado este lunes por organizaciones defensoras de derechos humanos.

En rueda de prensa Rafael Uzcátegui, director de la oenegé Programa Venezolano de Educación-Acción de derechos humanos (Provea), anuncio que hubo ocho ejecuciones extrajudiciales, por tal acción responsabilizo a agentes del FAES (Fuerza policial acciones especiales).

La tensión política se reconduce en el país después de que Juan Guaidó, jefe del parlamento de mayoría opositora, se proclamara presidente interino con el reconocimiento de Estados Unidos y buena parte de países de América Latina.