SONY DSC

Para dar plena vigencia a la nueva Ley de Comunicación Social, que entra en vigor el primero de enero de 2019 y regula la asignación de publicidad oficial a los medios de comunicación, es recomendable crear un comité académico de validación de medios, a fin de que el sector público que ejerce el gasto publicitario, y el gremio periodístico que es beneficiario, no se constituyan en juez y parte, pero que cuenten con la garantía de que la instancia externa acredite plena transparencia.

Lo anterior fue planteado por el comunicador Lucio Ramírez Medina al presentar su Tesis de Maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo “Carlos Septién García”, misma que aprobó con grado de excelencia, al explicar que se deben considerar otros criterios, tales como idoneidad, público objetivo con especial enfoque a grupos vulnerables, la no discriminación y la equidad entre pares.

Hay dos herramientas fundamentales para el cabal desempeño del periodismo institucional: conocer y aplicar la legislación que rige la actividad; y el dominio de los géneros periodísticos, destacó el Maestro Lucio Ramírez Medina y agregó:

“El reclamo de la sociedad hacia la tarea comunicacional de las instituciones públicas es dejar de lado la difusión centralizada en la figura del gobernante para contar con información oportuna y suficiente de los programas gubernamentales, sus avances y los beneficios que aporten a la comunidad”.

El Maestro Lucio Ramírez Medina advirtió que los fines de la publicidad oficial deben ser de interés y utilidad públicos, en tanto que su contenido debe ser informativo, útil y necesario para la sociedad.

Apuntó que la información institucional debe ser un bien útil para la ciudadanía y un canal de comunicación entre el Estado y la población, por lo que debe ser clara, objetiva, fácil de entender, necesaria, útil y relevante para la sociedad, ya que el paso más importante para la transparencia y acceso a la información pública empieza por una difusión oportuna, suficiente y con enfoque social, de la actuación cotidiana de los gobiernos.

En la actualidad se vuelve indispensable la necesidad de conformar un nuevo modelo colectivo de comunicación política que responda al proceso democratizador de la sociedad mexicana, empujado por la gran revolución tecnológica de la información, concluyó Lucio Ramírez Medina ante sus sinodales, los maestros Enrique Mandujano, Ángeles Magdaleno y Fermín Ramírez.

Compartir