·         A lo largo de 3.5 kilómetros convergen diferentes expresiones artísticas.

·         Cuenta con cinco fuentes, dos zonas para exposiciones temporales, plazas, dos adecuaciones en puentes peatonales y seis andadores.

 

Pueblo Mágico de Metepec, México; 12 de abril de 2018.  Sobre la avenida Pino Suárez en el tramo de este municipio, se aprecia el Jardín Lineal de Metepec, consolidado como un atractivo turístico más del Pueblo Mágico, donde a lo largo de 3.5 kilómetros convergen diferentes expresiones artísticas que presumen la identidad de la demarcación alfarera.

La Puerta Metepec, estructura de metal de 22 metros de altura por 17 de ancho, trabajo del escultor mexicano Sebastián, que además alberga 32 obras de 16 maestros alfareros del municipio, da la bienvenida a los visitantes y es el punto de partida para las personas que decidan recorrer a pie este espacio.

Quienes caminen por los seis andadores, podrán apreciar los majestuosos Árboles de la Vida hechos por los artesanos José Alfonso Soteno Fernández, Juan Carlos Nonato Díaz y Odilón Ortega González. También una Tlanchana de Saúl Camacho Rodríguez y retablos en honor a San Isidro Labrador que fueron detalladamente elaborados en fibra de vidrio.

Otro elemento representativo de Metepec que se puede observar en el Jardín Lineal son los jarros pulqueros, cazuelas, ollas, cántaros y esculturas de barro alusivas a pasajes bíblicos como el Arca de Noé, entre otras piezas de más de dos metros de altura, que fueron elaboradas por reconocidos artesanos originarios del municipio como Adrián Carlos Montoya Vázquez, Asael Castillo Serrano, Bernardo Camacho Quiroz, Cristóbal Martínez Escárcega y Miguel Ángel González Mesillas.

Además, el Jardín Lineal se ha convertido en un espacio donde también convergen expresiones artísticas de otros países, por ejemplo, en años anteriores se expuso una colección de Leonora Carrington y actualmente la ciudadanía puede acudir a este lugar para observar las diferentes esculturas labradas en mármol por los artistas Michail Vouzounarakis, Hori Yasushi, Roberto Manzano, David Bucio y Jorge de Santiago López.

El camino es rubricado en el puente de Metepec, adornado con barro que fue aportado por vecinos de la localidad, en una plazuela contigua se erige la figura de una yunta, que representa la actividad ancestral del pueblo agrícola.

Compartir