Ya quedó el año atrás, así que seguramente tienes la mentalidad de “nuevo año, nueva yo.” Y, aunque suena súper cursi… ¡es verdad! Hay algo muy catártico y fresco de un año nuevo y la oportunidad de cambiar y crecer.

Aceptémoslo… te pusiste tus chones de color rojo y te mueres por conseguir pareja este 2018. Pero no cualquier pareja, un verdadero HOMBRE que te trate como mereces. No un free o un acostón, sino una persona con quien puedas sentir una conexión profunda y sentimental. ¿Pero cómo?

Identifica lo que NUNCA aceptarías en una pareja

Para entrar a la relación que quieres, primero debes saber qué tipo de relación quieres. Es importante conocer lo que JAMÁS tolerarías en una relación; cosas tan importantes, que podrían hacerte infeliz si dejas que sucedan.

Puede ser, desde ciertos valores, hasta el lugar donde vive esa persona. Decide lo que necesitas en una relación y sé firme con eso. Ceder es importante en una relación, pero también lo son los límites.

Ten citas conscientes

Las aplicaciones de citas dificultan el proceso del romance. Un enfoque consciente de la vida generalmente conlleva hacer una cosa nada más. Asegúrate de hablar con las personas para conocerlas mejor y pasarla bien. No lo hagas sólo para recibir un poco de atención.

Aprende a amar tu soltería

Suena contraproducente, pero conocer tu soltería es importante para entrar a una relación. Si amas tu soltería, no querrás tener una mala relación por las razones incorrectas. Créeme, es mucho mejor estar soltera en una relación cómoda contigo misma, que en una relación tóxica y disfuncional con alguien más.

Recuerda lo que en verdad importa

No sólo es la atracción (aunque sí es importante), sino los valores, la educación y las características únicas de las personas. Es importante buscar actos de consideración, amabilidad. Cosas que DUREN. Yo te recomiendo que busques a alguien que te haga sentir bien, te haga reír y que piense en los demás.

No te apresures

Si quieres tener una relación, sentirás la presión de correr, antes de gatear y caminar. Pero asegúrate de tomarte tu tiempo para formar un lazo con la otra persona. No me importa qué tan adaptable seas, construir confianza con alguien más requiere TIEMPO. La conexión simplemente no sucede de la noche a la mañana.

Fuente: emedemujer.com

Compartir