A finales del mes de octubre, los bosques de Oyamel y Pino del Estado de México se convierten en el hogar de hibernación de miles de Mariposas Monarca, por lo que con este espectáculo natural, la Secretaría de Seguridad del Estado de México implementa un operativo para garantizar su llegada, resguardando la zona de la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca que consiste en tres santuarios, conformados por 56.256 hectáreas, con el Operativo Mariposa Monarca y con filtros de seguridad, por lo que se invita a los visitantes a que disminuyan la velocidad de sus vehículos para evitar alguna alteración de la especie y su hábitat.

Sobre la carretera San Francisco Oxtotilpan-Valle de Bravo, en los límites de los municipios de Temascaltepec y Valle de Bravo, los agentes estatales, apoyados con patrullas vigilan la zona, además de evitar la tala clandestina de árboles y pinos que podría afectar la llegada de la Mariposa Monarca.

Además,  se revisan vehículos para localizar armas de fuego, sustancias prohibidas y automotores que no se encuentren con la documentación adecuada o tengan reporte de robo, esto para inhibir actos delictivos, cabe señalar que, la Mariposa Monarca viaja desde Canadá y Estados Unidos, volando más de 4 mil kilómetros, para hibernar en la calidez de la zona boscosa del Estado de México durante cinco meses (de noviembre a marzo).