El Pleno de la 59 Legislatura mexiquense aprobó reformas a la Ley para Prevenir, Combatir y Eliminar Actos de Discriminación en el Estado de México, aprobó, por unanimidad, que la sanción mínima para particulares que incurran en estas conductas se eleve a 15 y hasta mil Unidades de Medida y Actualización (UMA), de acuerdo con el dictamen a la iniciativa del diputado Tassio Ramírez Hernández, se reformó la fracción I del Artículo 23 de la Ley para Prevenir, Combatir y Eliminar Actos de Discriminación en el Estado de México.

La legislación vigente establece una sanción de 10 y hasta mil UMA, por lo que el diputado y los integrantes de las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Derechos Humanos que avalaron la iniciativa, consideraron necesario aumentar esta pena.

Además de la sanción descrita, la ley establece que los particulares que incurran en conductas de discriminación podrán ser sancionados con la clausura temporal o definitiva,  suspensión de permisos, licencias, autorizaciones o concesiones otorgadas por autoridades municipales o estatales, así como la revocación de permisos, licencias, autorizaciones o concesiones otorgadas por autoridades municipales o estatales, etribuna, el autor de la iniciativa agradeció la disposición de sus compañeros para analizar y apoyar esta propuesta.