La población de anfibios disminuye a tasas aceleradas en el mundo. En México, Oaxaca es el estado con más riqueza de este grupo, pero seis de cada 10 especies se encuentran en riesgo, adviritió la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la investigadora Edna Leticia González Bernal, explicó que esos animales vertebrados que pasan su vida entre el agua y la tierra, como sapos, ranas, salamandras o ajolotes, tienen en su contra que no hay mucha información sobre ellos, y los seres humanos los consideran plagas.

La científica adscrita al Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional Unidad Oaxaca del Instituto Politécnico Nacional (IPN) explicó que los anfibios son depredadores de distintos organismos y pueden consumir gran cantidad de insectos que atacan cultivos o afectan a las personas.

Su desaparición tendría fuerte impacto en el sostén de los organismos que se alimentan de ellos, ya que la ausencia de anfibios en un ecosistema indica que éste se encuentra alterado, sostuvo la ganadora de una de las Becas para Mujeres en la Ciencia L´Oréal-Unesco-Conacyt-AMC 2017.

González Bernal ocupará la beca para realizar estudios ecológicos sobre anfibios, en particular de seis especies de ranas endémicas de la Sierra Norte de Oaxaca, y será el primero en el país que aborde esa problemática, señaló la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

“Pretendemos comprender cómo la perturbación del hábitat en estudio, causada principalmente por la extracción maderera o tala, agricultura, creación de caminos y carreteras, poblados y potreros, así como por contaminación química, afectan a estas especies de ranas”, destacó la bióloga.

 

Por:Notimex

Compartir