Con el objetivo de prevenir afectaciones durante la temporada de lluvias, la Comisión del Agua del Estado de México, realiza trabajos de mantenimiento en la infraestructura del drenaje estatal, señalando que al cierre del tercer cuatrimestre de este año, el organismo ha desazolvado más de 947 kilómetros de la red de alcantarillado, 18 kilómetros de canales a cielo abierto, así como 6 mil 670 fosas sépticas y 65 cárcamos, informó José Camacho, vocal Ejecutivo de la CAEM.

Mencionó que en coordinación con los ayuntamientos mexiquenses, CAEM realiza acciones de desazolve y limpieza de las redes municipales, así como el monitoreo de las plantas de bombeo, los cauces naturales y las barrancas, para priorizar la seguridad de los habitantes.

José Camacho precisó que, derivado del monitoreo permanente, la CAEM mantiene la operación de 36 cárcamos de aguas residuales y pluviales en los municipios de Chimalhuacán, Ecatepec, Nezahualcóyotl, San Mateo Atenco, Toluca y Valle de Chalco, a fin de abatir las eventuales afectaciones a las familias y su patrimonio, derivado de la temporada de lluvias.