La Comisión Nacional Forestal del Estado de México asignó este año 18.6 millones de pesos para acciones de restauración forestal en mil 333 hectáreas de 18 municipios que forman parte de la Cuenca alta del Río Lerma, con el objetivo de controlar la escorrentía y azolves para disminuir el deslizamiento de tierra hacia la parte baja de la cuenca, recuperar el potencial de los suelos y la cobertura forestal en condiciones de deterioro y devolver gradualmente la provisión de servicios ambientales.

Los apoyos tienen una vigencia de 1 a 6 años, tiempo en el que se realizarán trabajos de conservación y restauración de suelos, reforestación, mantenimiento de zonas restauradas y protección de áreas reforestadas, dependiendo de cada concepto.

En total, son 45 proyectos del componente de Restauración Forestal y Reconversión Productiva: 20 proyectos de los conceptos de Restauración integral, complementaria y focalizada; 14 del Proyecto Especial Nevado de Toluca, siete del programa de Cuencas Prioritarias Cutzamala-La Marquesa y cuatro de Compensación ambiental.

Los municipios beneficiados son Tenango del Valle, Almoloya de Juárez, Zinacantepec, Calimaya, Toluca, Jocotitlán, Morelos, San Felipe del Progreso, Villa del Carbón, El Oro, Acambay, Ocoyoacac, Villa victoria, Temascalcingo, Ixtlahuaca, Xonacatlán y Temoaya.

La Cuenca del Río Lerma es una de las regiones del estado con mayor precipitación pluvial, de escurrimiento y filtración de agua al subsuelo y uno de los principales abastecedores de agua potable para los 33 municipios que integran la Cuenca.