Como parte de las más de 200 actividades culturales que integran el programa del Festival Quimera 2017,  la Compañía Nacional de Teatro presentó la obra original de Manuel Calzada “El Diccionario” bajo la Dirección de Enrique Singer, en la cual se rinde homenaje a María Moliner, bibliotecaria española quien en una labor titánica realizó a mano y a máquina un diccionario de la lengua española, con más de seis mil términos, en el que invirtió 15 años de su vida y que es considerado por muchos como el mejor diccionario de la Lengua Española en el mundo.
La maestra Luisa Huertas dijo sentirse muy honrada al interpretar este personaje “al ser muchas de las cosas que yo creo como mujer y como actriz. María es una heroína del siglo XX, una mujer emancipada, en una España muy atrasada, con un marido que la supo comprender, es una obra que nos plantea a una mujer que además de todos sus méritos ideológicos y de lucha, nos muestra a una mujer muy incipiente que había en España en los años 30, 40, 50 y hasta los 70, cuando la Real Academia de la Lengua le niega la entrada como miembro por el hecho de no ser hombre. Mujer pionera en el siglo que permite que nosotras ahora podamos vivir diferente, si es que queremos vivir diferente, hay aún muchas que viven sojuzgadas bajo muchos yugos porque así se les da la gana y no se deciden romperlos.”

Óscar Narváez quien da vida al esposo de María Moliner en la edad adulta, dijo: “Teníamos muchas ganas de venir a Metepec y presentar esta obra que nos habla de un ejemplo de mujer, de tenacidad, esfuerzo y ganas de hacer algo para la gente. María Moliner nos abre a través de su diccionario la perspectiva de nuestra lengua española, es un gozo para nosotros estar aquí.” Sobre su personaje, agregó: “Fernando es un hombre que ama a su mujer, y juntos forman una pareja muy interesante, apasionada por su país y capaz de luchar por él.”

Eduardo Candás habló de su personaje – Fernando joven – diciendo: “Esta pareja se mantuvo unida por una cuestión de tipo intelectual y al mismo tiempo por una gran solidaridad entre ellos, este esposo la apoya, se hace cargo de los hijos y las necesidades de la casa. A esta pareja no los separó ni la guerra, ni los fascistas, lo cual es muy reconocible como pareja.” Detalló que el trabajo realizado por Moliner fue realmente inmenso e impensable en nuestros días, ya que con la existencia de las computadoras se pierde la perspectiva de la complejidad del manejo y orden de la terminología.

Por su parte, Roberto Soto interpreta a un personaje ficticio – el médico que asiste y acompaña a María Moliner durante su enfermedad: arterioesclerosis cerebral –, su papel es hablar al público de la afección que impidió a María hacer uso del lenguaje como resultado de la misma, siendo esto una paradoja terrible de la vida.

La obra se presentó con gran éxito en el Auditorio del Museo del Barro de Metepec, permitiendo a los asistentes conocer un poco más sobre este personaje histórico, el cual es todo un ejemplo de perseverancia y lucha.