Ante la posibilidad de que una mujer continuara atrapada dentro de un edificio a punto de caer en la calle de Rebsamén en la colonia Narvarte, Policías Federales corrieron el riesgo de cruzar por debajo de la estructura inclinada de cuatro pisos, de acuerdo con familiares de la persona no localizada, ella pudo haber intentado bajar por una escalinata trasera que se vino abajo y con ella todo el edificio cayó sobre su área de estacionamiento para quedar cargado a su derecha.

“Yo voy, yo voy Jefe, yo me meto”, así se anotaron los elementos de la a Dirección de Rescate de la Policía Federal para definir quién ingresaba por el hueco que se formaba entre los escombros de cemento y tabique rojo. Y un trío de ellos ingresó a rastras.

Al igual que en distintos puntos de la Ciudad de México, Puebla y Morelos, rescatistas de la División de Fuerzas Federales de la Policía Federal, han trabajado junto a los ciudadanos y otras instituciones por más de 30 horas continúas, en la remoción de escombros, traslado de heridos, reparto de víveres y en la búsqueda de personas con rescatistas expertos en extracción en estructuras colapsadas, además del apoyo de los binomios caninos.

Compartir