La titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Rosario Robles Berlanga, y el de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Rafael Pacchiano Alamán, firmaron un convenio para que la recolección de escombros no afecte al medio ambiente, en reunión de evaluación en la base aérea de Ixtepec, Oaxaca, se informó que la SEDATU será la encargada de supervisar y financiar la recolección de residuos en la zona afectada por el sismo del pasado 7 de septiembre, mientras que la SEMARNAT trabajará en conjunto con las autoridades locales para identificar cuáles sitios cumplen con los lineamientos para el depósito de escombros.

Dicho convenio establece que la recolección estará a cargo de los municipios y que los escombros no podrán depositarse en Áreas Naturales Protegidas ni en los humedales de la zona; tampoco en cauces de agua con el propósito de evitar inundaciones, siendo las dos dependencias federales quienes supervisarán los lugares donde sí se podrá hacer la disposición final de los residuos.