La secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga aseguro que los problemas de las metrópolis mexicanas no se van a resolver con proyectos municipales, sino con una visión nacional y regional de desarrollo urbano, ya que problemáticas como las del transporte o la recolección de basura deben ser atendidas desde un escalón superior, esto al participar en la firma del Acuerdo por la Vivienda y el Desarrollo Sustentable de Nuevo León, donde manifestó que la actual administración no desea violentar las facultades que el Artículo 115 Constitucional otorga a los municipios del país en materia de uso de suelo y desarrollo urbano.

 Sin embargo, “no basta con una visión parcial, se requiere de una visión nacional y una visión regional de desarrollo urbano. Se requiere de una gestión metropolitana porque los problemas de la metrópoli no se resuelvan parcialmente”.

“Los problemas de la metrópoli —insistió— se resuelven en una visión integral, global. No a partir de fronteras geográficas o geopolíticas, porque los temas del medio ambiente, de la basura, del transporte, de la seguridad y de la vivienda, son temas que tienen que ser resueltos de un escalón superior”.

La Titular de SEDATU añadió que la Reforma Urbana puesta en marcha por el Presidente Enrique Peña Nieto, aunque tal vez silenciosa, es de un altísimo valor y es profundamente significativa para el desarrollo de México.

Es por esta reforma, detalló Rosario Robles, que se creó la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, bajo la visión “de que es la gestión del territorio a partir de la cual tenemos que construir un nuevo paradigma de desarrollo urbano en el país”.

Es en el territorio “donde tenemos que construir una nueva visión y una perspectiva de largo plazo que se había abandonado en México”.

La funcionaria expresó que el Gobierno de la República decidió construir vivienda como un elemento para construir ciudades, y de ahí la importancia del acuerdo firmado con el gobierno del estado de Nuevo León, entidad que concentra mucha de la construcción financiada tanto por el INFONAVIT como por el FOVISSSTE, gracias a su dinámica económica.

En su oportunidad, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, aseguró que hoy ya no pueden existir fronteras entre los municipios, “y todos debemos trabajar para crear ciudades justas”.

El subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la SEDATU, Juan Carlos Lastiri Quirós, detalló los alcances de dicho acuerdo. Comentó que por instrucciones de la Secretaria Rosario Robles y a propuesta del estado de Nuevo León se haga una revisión conjunta los tres órdenes de gobierno para garantizar suelo con vocación social, que el crecimiento ordenado dentro de los perímetros de contención para evitar riesgos innecesarios.

En su oportunidad, el Secretario de Desarrollo Sustentable del Gobierno de Nuevo León, Roberto Russildi Montellano, expresó también que la nueva Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano permitirá poner fin a muchos de los problemas de la entidad, donde la ausencia de una estrategia derivó en largos traslados para la población, en que el número de pobladores pasara de 2 a 6 millones y los vehículos pasaran de 400 mil a 2 millones.

 Ahora, de la mano con el Gobierno de la República, Nuevo León podrá trabaja en un Programa de Ordenamiento Territorial para las cinco regiones del estado y la construcción de espacios públicos, así como los programas de Desarrollo Urbano, el Atlas de Riesgos y el Programa de Manejo de Aguas Pluviales de Monterrey.