Desde el año de 1969 en el Congreso Forestal Mundial se conmemoro el 28 de junio, como el Día Mundial del Árbol, siendo esta fecha un recordatorio de la importancia de proteger las superficies arboladas, aunque en México el Día del árbol se conmemora el segundo jueves del mes de julio.

Los árboles son parte de los bosques, los ecosistemas que más oxígeno brindan al planeta tierra, transforman el dióxido de carbono, responsable del efecto invernadero, en biomasa, minimizan los riesgos de inundación, evitan la erosión de aquí la importancia de cuidarlos.

 

Compartir