Como parte de sus actividades de gestión social y apoyo comunitario en el municipio de Villa de Allende, el diputado Arturo Piña García encabezó el inicio de la segunda etapa de la construcción de los auditorios de las comunidades de San Jerónimo y Mesa Chica, así como de la construcción de uno más en San Pablo Malacatepec, obras que se impulsó junto al alcalde Noé Leocadio Tiburcio.

El legislador resaltó que se nombró a contralores sociales elegidos por cada comunidad para que supervisen los trabajos y, de notar cualquier anomalía, la reporten a las autoridades correspondientes.

Se estima que en un lapso de dos a tres meses estas obras serán concluidas para brindar a los vecinos de San Jerónimo y Mesa Chica un espacio de reunión, ya que ambas localidades carecían de un lugar adecuado para realizar actividades sociales, culturales, recreativas, cívicas o encuentros para la toma de decisiones colectivas, las cuales se desarrollaban al aire libre.

En San Pablo Malacatepec, el auditorio será remplazado por uno nuevo para este tipo de actividades, mientras que en el Barrio de Santiago, donde concluyó su gira de trabajo, entregó pintura para un centro social.

El presidente municipal, al igual que los delegados de las comunidades de San Jerónimo y de San Pablo Malacatepec, Francisco Reyes Barrientos y Jorge González García, respectivamente, resaltó la importancia de estos espacios para la dinámica social de las comunidades, los cuales son producto de la gestión del diputado y del trabajo en equipo con el ayuntamiento.

En tanto, Hugo Galindo Almazán, delegado regional de la Secretaría de la Contraloría y representante del gobierno estatal, reconoció la capacidad del diputado de trabajar en coordinación para impulsar obras de impacto social en su distrito.