La LIX Legislatura mexiquense analizará la iniciativa que busca crear una nueva forma de divorcio denominado “Notarial”, que consistente en que el matrimonio civil pueda disolverse ante un notario público, por lo que de aprobarse las reformas a los códigos Civil y de Procedimientos Civiles propuestas por el gobernador Eruviel Ávila, logrando que esta nueva modalidad de divorcio se sume al incausado (sin señalar razón), al voluntario (por común acuerdo) y al administrativo (cuando ambos cónyuges lo acuerden y se presenten ante el oficial del Registro Civil, siempre y cuando no tengan hijos menores de edad o mayores sujetos a tutela y hayan liquidado la sociedad conyugal).

En cuanto al procedimiento, el notario público deberá expedir la respectiva escritura pública y remitirla al Registro Civil para su inscripción, y también aplicará únicamente en casos en que no tengan hijos o hijas menores de edad o mayores sujetos a tutela, y hayan liquidado la sociedad conyugal si la hubiere.

La liquidación de la sociedad conyugal se refiere a la repartición de bienes con base en un inventario del que se excluyen los objetos de uso personal y una vez que se pagaron los créditos compartidos.

Remitida a las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Procuración y Administración de Justicia, esta iniciativa también plantea agilizar el proceso de cambio de nombre propio de personas, mediante la reducción de los integrantes del Consejo Dictaminador del Registro Civil, encargado de resolver estas solicitudes.

 

Se plantea excluir de este consejo a la Dirección General de Servicios Periciales para que sea conformado por la Consejería Jurídica del Ejecutivo estatal, la Dirección General del Registro Civil, el Poder Judicial del Estado de México, la Universidad Autónoma del Estado de México, el Colegio de Notarios del Estado de México, el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México y la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México.