El diputado Cruz Roa Sánchez reconoció la apertura del gobernador Eruviel Ávila Villegas para escuchar a la sociedad sobre la construcción de dos retornos vehiculares deprimidos en la avenida Paseo Tollocan de la capital mexiquense, considerando como positivo que el titular del Ejecutivo ofrezca mesas de diálogo, para que académicos y estudiantes, cámaras empresariales, hoteleros y ciudadanos en general conozcan a detalle esas obras y su impacto en materia de movilidad y medio ambiente, además de que sean tomadas en cuenta sus opiniones y propuestas.

Cruz Roa destacó la importancia de que en esas mesas se conozca, por ejemplo, que las obras incluyen un plan de reforestación para incrementar la cantidad de árboles en esta vialidad para convertirlo en un “gran cinturón verde”.

También, que cada hora transitarán por ambos retornos alrededor de 400 vehículos, lo que agilizaría el tránsito y reduciría la emisión de contaminantes a la atmósfera.

El legislador consideró destacable la instrucción del gobernador para suspender temporalmente este proyecto de infraestructura vial, en tanto se escucha a los diferentes sectores.