El Solsticio de verano como su nombre lo indica da inicio al Verano, la tercera estación del año tras el invierno y la primavera, pero el termino solsticio proviene de las palabras latinas ‘Sol’ (Sol) y ‘sistere’ (permanecer quieto), y durante el año se presentan dos, el de verano y el de invierno, durante este fenómeno el Sol llega a su punto más alto con respecto al Ecuador, los rayos solares caen perpendiculares sobre el Trópico de Cáncer, lo cual genera cantidades diferentes de luz solar, por lo que el hemisferio norte vive el día más largo y la noche más corta del año.

En el hemisferio sur ocurre lo opuesto: junio trae el solsticio de invierno y el día más corto del año.