La Universidad Autónoma Chapingo hizo un llamado urgente al Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, a revisar y visitar las siete Escuelas Secundarias Técnicas-Internados que hay en seis estados del país dadas las condiciones de precariedad en su infraestructura, afectando a los alumnos, hombres y mujeres, que están internados en esos planteles pues carecen de agua, los dormitorios cuentan con colchones que no se han cambiado en por lo menos en los últimos 30 años y su alimentación es deficiente.

Luego de entregar dos Módulos de Captación de Agua de Lluvia que aliviarán, un poco, el suministro de agua a más de 390 alumnos de la Escuela Secundaria Técnica número 5-Internado, ubicada en el municipio de Zaragoza, estado de Puebla donde habitan más de 15 mil personas, los investigadores de la UACh, Pedro Ponce Javana y Rafael Sánchez Bravo, aseguraron que para este tipo de beneficios que llegan a los que menos tienen, “no se requiere de bendiciones, se requiere de alianzas de trabajo”, de política de Estado que garanticen la calidad de vida de las futuras generaciones.

En este encuentro, el Director de la Secundaria Técnica número 5 Internado “Basilio Badillo”, Ramón Burgueño, indicó que estos módulo permitirán el abastecimiento de agua potable para consumo humano, elaboración de alimentos y baño de los alumnos ya que el poco líquido que llega a la Escuela proviene de una bomba del pueblo que les abastece sólo dos horas al día.

Investigadores de la Universidad Autónoma Chapingo y el directivo de este internado coincidieron en que módulos de esta naturaleza mejoran la calidad de vida de los alumnos quienes, en este centro, tienen asignados por las autoridades educativas federales sólo 4.20 pesos para lavar su ropa y 43 pesos para sus tres alimentos al día además de que sólo pueden bañarse dos veces a la semana.

 Cabe destacar que en México existen 33 mil secundarias y de ellas solo quedan siete en calidad de Escuelas Secundarias Técnicas-Internados y a las cuales no les ha llegado el recurso de los 80 mil millones de pesos para la mejora de infraestructura escolar para abatir desigualdad como lo anunció recientemente la Secretaría de Educación Pública donde se incluyen los bebederos escolares.

Así, en el marco de la entrega de los dos últimos módulos de los 46 que se entregaron como parte del proyecto 2016 en beneficio de mil 500 personas que carecían del vital líquido y de los cuales 10 fueron para escuelas de la Mixteca poblana, tres para centros de estudio de la Universidad Autónoma Chapingo y dos para este internado enclavado en la Sierra Norte de Puebla, Pedro Ponce Java, Subdirector del Programa Especial Universitario de Extensión y Vinculación de la UACh, aseguró que “queremos reunirnos con el titular de la SEP para que vea que estas acciones se pueden convertir en política pública”.

En presencia de 390 alumnos, Pedro Ponce Javana, representante del rector de la UACh, Sergio Barrales Domínguez, junto con el titular del Proyecto 2016 de Módulos de Captación de Agua de Lluvia, Rafael Sánchez Bravo, se pronunciaron en contra de la privatización de los recursos naturales como es el agua, la minería y las reservas ecológicas.

Asimismo, coincidieron en la urgencia de rebasar esa enfermedad que se llama paternalismo por ser el gran mal de México cuando está claro quién lo promovió a lo largo de los años y ahora se hace indispensable enseñar a la población rural a no estar a expensas de regalos.

Sobre el particular y luego de indicar que los 46 módulos instalados en diversos estados del país durante 2016-2017 tienen una capacidad de almacenamiento de 552 mil litros de los cuales 27 mil litros se pueden purificar, el especialista en recursos hídricos, Rafael Sánchez Bravo, declaró que Chapingo no regala, ésta capacita, enseña y promueve el desarrollo de las comunidades por lo que los módulos se otorgan en comodato como una herramienta para la mejora en la calidad de vida de los beneficiarios.

En tanto, Pedro Ponce Javana, también Subdirector de Servicio y Extensión de la Universidad Autónoma Chapingo, indicó que estos trabajos demuestran que hay que sacar la investigación del anaquel y hacer que el país sea autosuficiente en materia alimentaria y de recursos naturales.

Por su parte, el Director de la Secundaria Técnica número 5 Internado “Basilio Badillo”, Ramón Burgueño, aceptó que la falta de agua en este centro escolar dificulta las actividades diarias de los educandos quienes permanecen internados hasta concluir sus estudios.

Cabe mencionar que esta Secundaria reporta daños severos en su infraestructura resultado de décadas de abandono como son: dormitorios dañados, baños sin servicio de agua, casas de maestros abandonadas pues los más de 136 profesores no pernoctan ahí, comedor escolar sin servicios básicos y alumnos que diariamente se quedan con hambre.