La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano está lista y en alerta para trabajar junto con la Coordinación Nacional de Protección Civil, dependiente de la Secretaría de Gobernación, para enfrentar cualquier afectación en los estados de la República, ante el inicio de la temporada de lluvias y ciclones tropicales 2017, donde el director general de Ordenamiento Territorial y Atención a Zonas de Riesgo de la SEDATU, Armando Saldaña, explicó que se están firmando y enviando a las delegaciones estatales los oficios respectivos para que estén alertas y listos para trabajar de forma coordinada con Protección Civil e instalar las mesas de trabajo en cada uno de los estados.

 El funcionario federal destacó que derivado de la lluvia severa del 30 de mayo al 2 de junio en 136 municipios del estado de Oaxaca, la dirección  general de Ordenamiento Territorial y Atención a Zonas de Riesgo de la SEDATU ha iniciado el proceso de capacitación de las autoridades estatales y municipales para llevar a cabo el levantamiento de daños en las viviendas y en las vialidades urbanas de los distintos municipios que se vieron afectados.

 En un reporte parcial por parte del estado se han considerado tres regiones con mayor daño: en la costa 922 viviendas; en el istmo 208 y en la sierra sur 24.

 Detalló que desde el domingo, por instrucciones de la Secretaria Rosario Robles, personal de la SEDATU ya se encuentra en el estado de Oaxaca haciendo el seguimiento de las acciones, y hoy se ha trasladado a la entidad una cuadrilla de esta dirección general para establecer los procedimientos y la estrategia de evaluación de daños.

 Comentó que de manera coordinada con la Secretaría General de Gobierno del estado de Oaxaca, las distintas presidencias municipales, personal de Protección Civil del estado ha hecho un levantamiento previo de cuáles son los municipios en los cuales se encuentra focalizada la mayor afectación.