“La belleza es atemporal”. Con esta premisa, la revista ‘Playboy’ ha querido rendir homenaje a siete conejitas que posaron para la portada de esta célebre revista erótica entre los años 70 y 90.

El reportaje fotográfico de Ben Miller y Ryan Lowry quiere reivindicar que “el atractivo sexual es atemporal y la exuberancia es eterna”.