El diputado, del partido Encuentro Social Alejandro González Murillo, convocó a todos los actores y fuerzas políticas a dejar atrás lo electoral,  y reanudar el diálogo para abatir los rezagos legislativos y “no condicionar los consensos de los grandes temas nacionales a las dinámicas comiciales”, ya que  “Nadie debe presionar el trabajo, los procesos ni los tiempos de las instituciones, ni pretender orientar o forzar sus tomas de decisiones”, sentenció.

Ademas insistió en convocar a todas las fuerzas políticas para reanudar el diálogo en el Poder Legislativo, “porque como legisladores, no debemos perder de vista el hecho que corresponde exclusivamente a las autoridades electorales, administrativas y jurisdiccionales, concluir los procesos electorales”.

“Para Encuentro Social, lo electoral no debe nunca más determinar el avance o la parálisis legislativa, especialmente en torno a temas como la lucha contra la corrupción y la opacidad, la seguridad ciudadana, el combate a la delincuencia o la lid contra la pobreza y la desigualdad, asignaturas cuya solución no puede ser atribuible a un solo actor ni a una sola fuerza política, sino a todos quienes somos parte del Estado por igual”, dijo.

Desde la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el legislador hidalguense cuestionó que, irónicamente, el desmedido interés por lo electoral ha sido parcial, incompleto y cortoplacista.

“Se han hecho depender de la coyuntura grandes pendientes de la agenda nacional, pero no ha existido la voluntad política, por ejemplo, para sacar adelante una reforma político electoral que quite lo oneroso a nuestra democracia y transparente los procesos electivos; para ello nadie tiene prisa”, subrayó.

Además, González Murillo sostuvo que pasada la jornada electoral, ha brillado por su ausencia la civilidad política.

“Aquí y ahora es evidente cómo diversos actores políticos ignoran que la democracia no se agota en las urnas y que la participación política, para y desde la paz social, es la expresión de un sistema, en que la ley y las instituciones merecen honrarse y en que ganar y perder, tanto en lo electoral como en lo parlamentario, son posibilidades igualmente respetables”, expresó.