Norma Jeane Mortenson no dudo al modificar el nombre que eligieron sus padres, por el de Norma Jeane Baker, mejor conocida por su nombre artístico Marilyn Monroe, seudónimo que luego registraría legalmente como su marca y sello distintivo, el día de hoy el valioso mito sensual que deslumbró con sus 21 años a miles de espectadores que la convirtieron en quién fue: un codiciado ícono de moda, cumpliría 91 años.

Un lunar pintado y perfectamente colocado, junto a un un rubio que la caracterizó por siempre hicieron de Marilyn una imagen inolvidable.

Su juventud, frescura y simpatía permanecen en el imaginario popular. Sus looks aún marcan tendencia, al igual que sus frases, apariciones e imágenes atemporales.

Su carrera duro apenas 16 años: fue actriz, productora, cantante, empresaria y un referente de la moda. Su actitud sex symbol le regaló la aceptación de un Hollywood reprimido en los años 50, posicionándola en la élite de las mujeres más bellas del mundo.

Hacía y decidía su vestuario sin importarle lo que la gente pensara o lo que el público pidiese. Uno de sus primeros inventos -revolucionarios para la época- fueron los botones que ella misma cocía en la parte de los pechos de sus prendas para dar la impresión de tener los pezones marcados.